BREAKING NEWS

¿Cómo un Asperger puede manejar el bullying?

Fotografia: Reproducción

¿Cómo un Asperger puede manejar el bullying practicado contra él?

Hoy hablaremos sobre un tema que suele estar presente en la vida de casi todos los individuos que tienen en su vida el Síndrome de Asperger, que en los días actuales es conocido como el grado más leve de los trastornos del espectro del autismo (TEA).

Prácticamente todos los individuos que tienen alguno de los grados del TEA, acaban por sufrir bullying en sus vidas.

Sean estos actos practicados en el ambiente escolar, o en cualquier otro.

Todo esto tiende a perjudicar y mucho el desarrollo de este individuo.

Para quien no sabe lo que es el bullying, podemos definir lo mismo, como un conjunto de agresiones físicas o aún psicológicas contra una determinada persona que acaba teniendo una baja estima.

Y aún otros problemas como la ansiedad que afecta mucho a la vida de estas personas, que pueden incluso entrar en la depresión.

Generalmente los practicantes del bullying lo hacen para sentirse en el “control” como si maltratando a otro alguien, pudiera convertirse en algún tipo de “líder” en aquel grupo del que forma parte.

Un Asperger tiende a ser víctima del bullying por cuenta de su personalidad algo “diferente” del resto de las personas.

El Asperger tiende a ser más reservado, y sólo habla con aquellos que se disponen a hablar con él y tienden a ser muy centrados y sinceros al extremo.

Sinceridad que puede ser un precursor para los practicantes del bullying o atacar, porque un Asperger no puede ver algo que considera “incorrecto” y quedarse boca boca, con eso acaba siendo el famoso “X-9”.

O un “fofoqueiro” y así pasa a ser atacado por esas personas y comienza a sufrir con agresiones físicas, y tormentos psicológicos que sólo perjudican su desarrollo como un todo.

El gran problema de quien sufre bullying queda por el hecho de que éstos “temen” de contar a su familia sobre el problema, y ​​así acaban llevando todo aquel sufrimiento en silencio y así pueden acabar entrando en depresión y perdiendo el interés en cosas que eran importantes en cosas que eran importantes en su vida.

Hay también lo opuesto a eso, algunos tratan con el bullying, partiendo hacia el contraataque y pueden acabar convirtiéndose en personas violentas.

En ambas situaciones el individuo que es víctima del bullying acaba perjudicado.

El mejor en estas situaciones es ignorar al agresor, un matón cuando ignorado pierde la gracia y pasa a enfocar su “autoridad” a una nueva víctima, no que jugar su carga para otra persona sea la solución, pero desafortunadamente ese todavía es el ” mejor remedio para el problema.

Cuando sufra algún tipo de violencia física en un acto de bullying, no se siente intimidado en denunciar, sea para los padres, o para los responsables en su escuela, universidad, trabajo, o cualquier ambiente social que sea.

Un consejo a los familiares de una persona Asperger es buscar conversar al máximo con sus hijos si pasan a presentar una pérdida de interés por cosas que le eran extremadamente necesarias.

En esta conversación busca aconsejarle que por más provocativa que pueda ser una determinada broma, él busca ignorar, como citado arriba, ignorando al agresor él tiende a perder la gracia y así deja de incomodar a la persona de la que hace de víctima.

En el caso de las escuelas, sólo hay que concientizar a sus alumnos para que éstos conozcan todo de malo que el bullying puede traer a sus vidas, sean ellos los agresores o aún las víctimas.

Hay un largo camino hasta que el bullying deje de ser practicado contra las personas vistas como “diferentes”, pero poco a poco y con mucho diálogo podemos ir el exterminando.

*Articulo traducido en Google Tractor!.

« »