BREAKING NEWS

¿Cómo manejar la alimentación selectiva en un Asperger?

Fotografia: Reproducción

¿Cómo manejar la alimentación selectiva ?.

El tema de hoy es algo que ya abordamos aquí cuando hablamos de cómo es la alimentación de una persona que tiene el Síndrome de Asperger que hoy en día es denominada como el grado más leve de los trastornos del espectro del autismo (TEA).

En el artículo arriba citado hablamos sobre algunos disturbios de los cuales pueden “estorbar” que un individuo que tenga el Asperger se alimente de forma satisfactoria. Es por ello que tiene algún problema físico que le impida alimentarse de forma correcta.

O aún por una restricción sensorial a determinados “colores”, “texturas” o aún “olores”.

Hemos recibido de algunos padres pedidos de consejos de cómo ayudar a que sus pequeños se alimentan de forma más amplia y no tan restringida como viene siendo.

Hay muchos niños con el Asperger que simplemente no comen ciertos alimentos por no gustar de su apariencia. Uno de nuestros consejos para buscar introducir más alimentos en la dieta de su hijo es tratar de cambiar el aspecto de ciertos alimentos que desea que consuma.

Vamos a dar un ejemplo de ello, vamos a suponer que usted desea que su hijo coma una rebanada de sandía, él puede rechazar por encontrar la sandía una fruta con apariencia “extraña”, para convencerle usted puede usar la creatividad y hacer un “rostinho feliz “en la rebanada.

Esto animará a que se alimente con esa rebanada de sandía. Por supuesto eso es un ejemplo bien “bobinho”, pero puede ser usado de forma más amplia.

Otra sugerencia que damos para los padres es que éstos busquen ellos mismos alimentarse del alimento que quieren que el hijo o hija coma. Esto es porque un Asperger es “curioso” por naturaleza y al ver a sus padres comiendo ciertos alimentos, pueden quedar curiosos para saber qué sabor tiene y pasar a consumir lo mismo con ese pequeño “empujón”.

Otro consejo es “disimular” ciertos alimentos de forma creativa. Por ejemplo, usted puede poner una zanahoria en medio de una torta que su hijo le guste mucho. Insertar una remolacha en medio del caldo del frijol.

En fin, use su creatividad e intente dejar el sabor del alimento en cuestión lo menos perceptible posible, ya que si el Asperger descubre que fue “engañado” puede pasar a rechazar el alimento que consumía sin problemas y no es lo que queremos.

Intente animarle al menos experimentar el alimento que él rechaza, si él lo hace usted la recompensa con algo que le guste mucho.

Lo lleva a la cocina para ayudar en la preparación de todo. Un Asperger estimulado puede ser más sugestivo para experimentar nuevos paladares.

Bien la conclusión en eso todo es que usted debe utilizar toda su creatividad para hacer su pequeño aceptar ciertos alimentos que puede ser crucial para su salud quedarse al día.

*Articulo traducido en Google Traductor!.

« »