BREAKING NEWS

¿Por qué algunos autistas no les gusta ser tocados?

Fotografia: Reproducción

En este artículo vamos a abordar algo que hace a la familia y personas cercanas a las personas que sufren con alguno de los grados de los trastornos del espectro del autismo (TEA).

Se trata del rechazo al toque físico que para la mayoría de las personas es una manera de mostrar su afecto por el otro.

Pero para algunos individuos que sufren con alguno de los grados del TEA. Esta actitud puede representar una verdadera “tortura”.

Un simple apretón de manos más largo, un toque inesperado en alguna parte de su cuerpo, o incluso un abrazo, pueden ser grandes desafíos en la vida de un autista.

Es de grado leve, o aún del grado más severo. Muchos portadores del TEA, sufren con ese “rechazo” al afecto por contacto físico.

Este rechazo al “afecto” no sucede por “voluntad propia” del individuo que tiene el TEA. Pero sí debido a algunos cambios existentes en una de las partes de nuestro cerebro que es la responsable de identificar “actitudes” sociales.

Algo que para aquellos que conviven con un individuo que sufre con algún grado del TEA, sabe bien que es uno de sus mayores desafíos.

Hay casos que el Asperger, Autistas o simplemente TEA, pueden asociar el contacto social, como algo malo.

Esto porque en muchos casos, estos individuos al ser sorprendidos con un abrazo por ejemplo, tienden a alejarse de inmediato.

Generalmente esta actitud es vista como “soberbia” por aquellos que no saben del “problema” que el TEA lleva consigo.

En estas situaciones el autista tiende a sentirse totalmente incómodo, como si el acto de abrazar a alguien fuera una verdadera tortura, o como si aquello le causara “dolor”.

Podemos decir que aquellos que sufren con ese pequeño “obstáculo”, causado por el TEA, ve el contacto social con una cierta “angustia”.

Los familiares y amigos cercanos necesitan aprender a lidiar con esa “indiferencia” del individuo al contacto social e intentar a los pocos y siempre con un aviso previo, desarrollar la capacidad de éstos a aceptar de forma más “sutil” ese tipo de contacto.

Con paciencia y determinación todo es posible, y en el caso de un portador de alguno de los grados del Autismo eso es la clave de los problemas.

*Articulo traducido en Google Traductor!.

« »