BREAKING NEWS

¿Cómo es la vida de un Asperger en la enseñanza superior?

Fotografia: Reproducción

En este artículo vamos a hablar sobre la llegada de un individuo que tenga el Síndrome de Asperger o aún otros trastornos del Espectro del Autismo (TEA) en la enseñanza superior.

Generalmente estos individuos enfrentan algunas dificultades que ya son sus viejas conocidas. Esto porque al llegar a la enseñanza superior, estas personas tienden a presentar dificultades para adaptarse a la rutina más “dinámica” exigida por la enseñanza superior.

En sus primeros meses cursando un curso cualquiera en una universidad, estos individuos tienden a enfrentarse a problemas para ejecutar de forma más eficiente trabajos académicos, que no hayan logrado comprender “bien” cómo deberían ser ejecutados.

Se suele quedar despiertos en épocas de pruebas, por no poder parar de pensar en el asunto. Pueden incluso necesitar hacer uso de medicamentos anti-ansiedad para seguir teniendo una calidad de vida un poco “mejor”.

A las dificultades de socializar, ya que con la llegada al mundo académico, el Asperger tiende a tener que conquistar “nuevos amigos”.

También existe la dificultad en su comunicación, algo bastante exigido en la enseñanza superior. Ya que es común el uso de seminarios para la presentación de trabajos.

Este último punto, para algunos Aspergers es un asunto muy delicado, pues terminan quedando extremadamente estresados ​​con el asunto y pueden acabar teniendo una crisis nerviosa.

Por supuesto que tampoco son sólo cosas malas, ya que en caso de que el Asperger de hecho “disfrute” del curso del cual él haya escogido, tendrá gran facilidad en aprender todo lo que es enseñado por la institución.

Principalmente si los profesores tienen facilidad en enseñar de forma clara y objetiva que es algo esencial en la vida de cualquier persona que sufra con alguno de los trastornos del Espectro del Autismo (TEA).

*Articulo traducido en Google Traductor

« »