BREAKING NEWS

¿Cómo un Asperger maneja el prejuicio en su adolescencia?

Fotografia: Reproducción

Ayer abordamos aquí en el blog el prejuicio sufrido por personas que tienen el Síndrome de Asperger o cualquier otro trastorno que sea parte de los Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Como se dice en el artículo anterior, estos individuos tienden a convivir con el prejuicio contra ellos en todas las etapas de su vida, claro que éste se manifiesta de formas diferentes en cada una de estas fases.

Y hoy hablaremos sobre cómo es para un Asperger lidiar con el prejuicio sufrido en su adolescencia. Fase que es una de las más difíciles de todas en la vida de cualquiera.

Además de tener muchas cosas cambiando en su propio cuerpo, el Asperger todavía necesita aprender manejar algunos “sentimientos” de los cuales no tenía antes y eso termina siendo uno de los “ganchos” para que el prejuicio sufrido por éstos ocurra.

Esto es porque generalmente los adolescentes adolescentes siguen teniendo intereses “diferentes” de los demás adolescentes. Y eso contribuye a que éstos pasen buena parte de su tiempo aislados del resto de la sociedad.

Todo esto sólo empeora, cuando el Asperger termina siendo juzgado por los otros adolescentes como un “extraño” del que nadie debería prestar atención.

Principalmente cuando estos intentan pasar por personas “normales”, a menudo acaban hablando cosas que no tienen mucho sentido a los demás y se convierte en motivo de chistes entre aquellos que trataba de formar un vínculo social.

Es en la adolescencia también que generalmente un Asperger comienza a atraer por otras personas afectivamente y en este sentido también sufre un cierto prejuicio.

Por el mismo motivo ya citado arriba. Un Asperger acaba siendo dejado de lado en todo, por ser “extraño” y así acaba no consiguiendo la atención de aquella chica, o aún chico por quien esta interesado y cuando eso ocurre, éste queda muy frustrado y tiende a empezar a tener sentimientos depresivos.

Otro punto, donde un Asperger puede sufrir prejuicio en su adolescencia es en la cuestión de su interés “sexual”, generalmente estas personas tienen “poco” o ningún interés en este asunto.

Y causan extrañeza por parte de los otros jóvenes que en esta fase de la vida, están con las hormonas saltando fuera del cuerpo.

A causa de esta falta de interés por el tema, muchas veces algunos otros jóvenes, aíslan al Asperger, por creer que él es “gay” o algo del género, no que eso sea un problema, pero desafortunadamente nuestra sociedad todavía lo considera como.

Este preconcepto contra la sexualidad es algo tan común en la vida de muchos que aunque no quieran practicarlo acaban haciéndolo sin darse cuenta.

Todo esto en la mente de un Asperger va siendo almacenado en los mínimos detalles y éste tiende a empezar a ver su inserción al mundo social, como una verdadera “tortura”.

En este punto de la vida los padres de estos individuos necesitan estar aún más atentos a sus chicos y chicas, pues si éstos enfrentan algunos de los problemas citados arriba.

Al menos puede tener un “hombro amigo” para poder hablar de lo que viene afligiendo.

En la adolescencia, el mejor consejo que tengo a los padres es que sean “amigos” de sus hijos. Con una relación de amistad, ustedes pueden ayudar a este a encarar al mundo de forma más simple y sin sufrir tanto, por los obstáculos que debe encontrar por el camino.

Intenta siempre alertarte sobre cosas que pueden suceder con él al estar en un grupo de amigos y aún qué asuntos puede evitar, para que no te molestes con volverse bromas entre los demás.

Todo esto va a ayudar y mucho a su hijo, o hija a tener una adolescencia más sana y feliz !.

*Articulo traducido en Google Traductor

« »