BREAKING NEWS

¿Cómo es cuando el Asperger tiene trastornos alimentarios ?:

Fotografia: Reproducción

En este artículo vamos a hablar un poco sobre uno de los problemas que pueden afectar a algunos niños que tienen el Asperger o cualquier otro grado del Espectro Autista (TEA).

Hay muchos casos en los que los niños Aspergers poseen algún tipo de trastorno alimentario que puede causar problemas gastrointestinales que se presentan como problemas con dolores de vientre frecuente y aún vomito constante.

Pueden todavía existir casos en que el niño simplemente no se alimente y acabe enfermando por la falta de nutrientes en su cuerpo.

Muchos padres no entienden el motivo para que ese “problema” ocurra. Y como ya hablamos por aquí la mayoría de los casos del Asperger no son diagnosticados y así la familia del niño puede acabar “creyendo” que el niño no come sólo por “frescura” o porque tiene algún otro problema alimenticio.

Los niños Aspergers presentan problemas alimentarios por diversos factores, siendo estos los más comunes presentados abajo:

Problemas sensoriales causados ​​por la inflexibilidad y rigidez: En el cual el individuo acaba asociando la alimentación a algo que pueda estar causando daños. En otras palabras, el niño puede terminar queriendo alimentarse sólo con un tipo de alimento específico y cuando es “obligada” a comer otro alimento. Se acaba negando, o aún pasando mal al alimentarse con determinado alimento.
Problemas en la comunicación: Puede ocurrir el hecho de que el niño no se comunique bien, ni siquiera con sus padres y así acaba no alimentándose con algún alimento. Por no gustar su textura, color, olor o cualquier otro aspecto.
Problemas en la masticación a causa del tono muscular en la región del maxilar: Existen casos que el niño no consigue alimentarse por no tener la musculatura de la región del maxilar bien desarrollada. Esto sucede debido a la falta de masticación adecuada que trabaja la musculatura de esta región.
Falta de apetito: Hay casos que el niño simplemente no siente hambre y con eso no ve necesidad de comer. En estos casos los padres deben ser creativos a la hora de la comida.
Gula: Al contrario de la inapetita, niños considerados “gulosas” en el caso de tener el TEA, acaban desarrollando casi una “obsesión” por la comida y sólo dejan de estar ansiosos, cuando están siendo alimentados, pudiendo así desarrollar problemas como la obesidad.
Estos niños tienden a tener algunas “manías” como por ejemplo: comer la comida sólo si está muy caliente, o aún muy fría. Quisiera mucho de frutas cítricas, sabores fuertes, entre otras cosas.

Lo importante es que la familia descubra cuál es el gusto particular de su pequeño por la alimentación y tratar de explorar ese campo. En los casos de que no puedan encontrar nada que haga que el niño se alimentar de forma eficiente a un médico o aún nutricionista debe ser consultado.

Para que así pase una dieta para que el niño se alimente de la mejor forma posible.

Ayude el libro “EL ANTISSOCIAL” ser publicado. El libro narra la historia de un joven nacido en el futuro, cuando el planeta Tierra pasó por una gran catástrofe que hizo a la humanidad dejar la Tierra para traerla y seguir hacia un nuevo destino. Este joven sufre por no poder hacer amigos dentro de la sociedad que es parte y aún por sentirse “extraño” por no poder identificarse con ninguna otra persona a su alrededor. Todo esto comienza a cambiar, cuando entra en hibernación y comienza a tener extrañas visiones con el padre que dejó la nave, poco antes de un desastre que hizo que el planeta Tierra explotara suceder. Que le llevará a ese mismo joven a pasar a tener que “buscar amigos” para seguir hacia Venus y así él vivirá muchas aventuras y va a descubrir que ni era tan “extraño” como imaginaba ser.

APOYA EL ANTISSOCIAL:

http://catarse.me/livrooantissocial/

« »